Walt before Mickey: el ratón está por nacer

  Las biografías siempre son atractivas. Satisfacen la natural curiosidad, el apetito por el chisme y la posibilidad de comprobar que los personajes más exitosos y celebrados coincidieron, en la ruta de la miseria y el padecimiento, con el resto de los mortales (cada uno de nosotros incluidos). 

Asistir a la versión cinematográfica de los primeros años de Walt Disney, antes de que se convirtiera en el poderoso magnate del entretenimiento, resulta francamente atractivo. 

Aún así una pequeña alarma se activa al constatar que este filme no es el producto de la fábrica de sueños hollywoodense sino más bien de una iniciativa modesta e independiente. 

Siendo ferviente defensor del cine desligado de la industria que fabrica historias seriales y previsibles, igualmente asusta un poco la pretensión de cubrir la trayectoria de un monstruo del cine animado con los modestos recursos de una producción desconectada de los mecanismos financieros de los grandes estudios. 

Pareciera contradictorio, si no temerario, querer contar la vida del más fastuoso “soñador ” con unas pocas monedas. 

  
Walt antes de Mickey termina siendo justamente eso: un tímido atisbo a los años iniciales del más admirado y, a la vez, despreciado productor de dibujos animados en la historia mundial del cine. 

Más allá de la falta de recursos técnicos, la principal debilidad de esta película es su guión. 

Extremadamente convencional y mortalmente conservadora y moralista, la historia se nos presenta en un tono didáctico y monótono. 

Una dirección plana y actuaciones apenas satisfactorias redundan en un producto aceptable pero nada encomiable.

Contar esta historia, de manera mas entretenida y mordaz, queda entonces como asignatura pendiente. 
Trailer:

Buyer & Cellar… una divertida fantasía en torno a Barbra Streisand

(para poder compartir, imprimir o comentar sobre este artículo haz click en el título y al final del mismo encontrarás los botones apropiados)

Buyer & CellarBuyer & Cellar es un sencillo espectáculo unipersonal, producido bajo la fórmula Off Broadway, que se ha convertido en un suceso de crítica y taquilla.

Protagonizado por Michael Urie, cuyo rol más reconocible fue el de Marc en la versión norteamericana del hit televisivo Betty la Fea (Ugly Betty), se trata de una deliciosa comedia en la que Alex More, un habitante de Los Angeles con sueños de insatisfechos de estrellato, es empleado para trabajar en una suntuosa mansión cuya propietaria resultará ser no otra que Barbra Streisand.

La particularidad de su trabajo consistirá en interpretar el papel del solo vendedor en un centro comercial construido en el sótano de la mansión, cuya pretendida única clienta será: La Streisand. a_560x375

Inspirado en la publicación del libro My Passion for Design (Mi pasión por el diseño) que la propia Barbra escribiera y cuyas fotografías realizara, el libreto es una fantasía cuasi épica de Jonathan Tolins.

El humor estará presente en cada página del libreto y cada escena de esta producción, que se beneficia además de la gracia infinita de Urie quien, apenas con la ayuda de un par de efectos sonoros y las delicadas proyecciones de video que se suman a la limpieza y belleza de un decorado minimalista, logrará mantener entretenida y riendo todo el tiempo a una audiencia que disfrutará sin parar durante los 100 minutos que dura la pieza.buyer1wide

Urie se desdobla sutilmente al entregar los diálogos que corresponderían a la diva, sin llegar siquiera a intentar interpretar el otro rol. Pequeños gestos e inflexiones de voz le permiten ir de un personaje a otro sin trucos de maquillaje ni vestuario. Es una narración desde el punto de vista del solo personaje que nos cuenta los diálogos del otro dándole apenas un ligero acento para ayudarnos a distinguir la presencia virtual del otro.

1c60ca75f04f97eff5806b3d95bc8da2

Buyer Cellar es una buena muestra de lo mucho que se puede hacer con poco y de lo brillante que se puede ser a través de la comedia.

Entrevista a Michael Urie

El libro de Barbra en Amazon

THE LEGO MOVIE… la posible felicidad una pieza a la vez.

(para poder compartir, imprimir o comentar sobre este artículo haz click en el título y al final del mismo encontrarás los botones apropiados)

LEGO MOVIE 1

Al ver las primeras imágenes de THE LEGO MOVIE (la película de LEGO) puede uno no sentirse demasiado atraido por una primera impresión de pobreza visual. Piense usted por un momento en el desarrollo que el cine de animación ha tenido en la última década.

Tras la impresionante acogida que el filme ha tenido, tanto por parte de la prensa como del público, me animé a verla y me encontré con un espectáculo entretenido y gracioso, tanto visual como temáticamente.

Empleando un término de común uso entre los jóvenes de hoy, “es obvio” que la película tiene el estilo visual “plano” o “simple” por decisión de los realizadores y no por pobreza de producción. Y al ver la película resulta ciertamente “obvio” que era esta la vía a tomar. Una historia narrada con legos debía dar como resultado, justamente, una estética LEGO.

LEGO MOVIE

En cuanto al guión habría que admitir que es eficiente y que conecta con una enorme audiencia. Durante la función a la que asistí el público, enteramente adulto, reía y seguramente se remitía al niño interno que recuerda con nostalgia las horas pasadas construyendo una realidad propia y fantástica con la ayuda de estos cuadritos de plástico.

Me sorprendió que las más sonoras carcajadas provenían del público femenino, quizá más por la trama y el tratamiento de los personajes que por otra cosa. Sabrá Dios, pero hablando de sexismo este comentario es solo eso, o más bien una observación.

Y ya que hablamos de la trama, los libretistas optaron por una muy sencilla y lineal donde el protagonista es una antihéroe cuyas peripecias le dan un repaso a los estereotipos cinematográficos creados recientemente por la última ola de cine de ficción científica y de heroes importados del comic.

LEGO MOVIE

Tras hacer un enorme esfuerzo por encontrar méritos a esta película no pude encontrar ninguno que sobresaliera. Diría que es un filme cuyo visionado se puede evitar perfectamente sien afectar su bagaje cultural cinematográfico. Aun así, si quiere distraerse un rato y reír moderadamente olvidando por un par de horas sus mundanos problemas vaya a verla.

Yo mientras tanto me quedo con mi idea de que una película LEGO debería estar hecha por módulos que permitan a cada espectador construirse su propia película, así como yo y millones de niños construimos (y siguen construyendo) con nuestro LEGO un Universo propio y personal.

LG-TT-0230

Trailer

KUNG FU… La vida de Bruce Lee en las tablas mezclando artes marciales y danza.

(para poder compartir, imprimir o comentar sobre este artículo haz click en el título y al final del mismo encontrarás los botones apropiados)

KUNG FU

La idea de llevar al teatro la vida de Bruce Lee me pareció de entrada muy atractiva. El personaje tiene todos las dimensiones necesarios para hacer la propuesta entretenida y muy interesante a la vez.

Llegado a los Estados Unidos con el sueño de ser “alguien importante” y tras haber sorteado todo tipo de obstáculos raciales, sociales y económicos (entre otros) el popular y exótico chofer del Avispón Verde acumuló tantas anécdotas en su vida que ha sido ya tema de documentales, libros y, además y especialmente, material de culto.

El texto teatral es autoría de David Henry Hwang, cuya trayectoria como dramaturgo es amplia y muy conocida en los Estados Unidos. Además de firmar textos para el teatro y la ópera es  el autor de dos grandes éxitos de Broadway: Aida (con música de Elton John) y Trazan (con música de Phil Collins).

Kung FuKung Fu, el espectáculo, es muy atractivo visualmente. La puesta en escena de Leigh Silverman y la Coreografía de Sonya Tayeh han sido concebidas para explotar al máximo el carisma de su protagonista Cole Horibe, un recién llegado a las tablas proveniente del programa televisivo “So You Think You Can Dance” .

Horibe se comporta en escena como lo que seguramente será en poco tiempo: una gran y carismática estrella. Su extrema belleza se manifiesta desde lo obvio hasta lo sublime. La manera de moverse, bien actuando o bailando, no se diferencia de ninguna manera ya que su presencia en las tablas es mágica y llena de gracia. Verlo flotar por el espacio en cada paso que da es suficiente recompensa para el espectador.

Kung Fu

En general el trabajo coreográfico y la puesta en escena son extraordinarios. Un reto difícil de superar era hacer creíbles, evitando la parodia, las escenas de combate. La resolución es tan brillante que al mismo tiempo podemos ver a los personajes entrenando o luchando con la misma verosimilitud lograda por las grandes películas de acción, sumándole además una carga estética preciosa que convierte los movimientos de kung fu en pura danza.Cole Horibe

Si algún pero quisiéramos encontrarle a Kung Fu lo haremos sin demasiada dificultad en el texto. Las posibilidades de ahondar en la psicología de los personajes es abandonada aquí al preferir el recuento cronológico dejando pasar una brillante oportunidad de ofrecer al público, al mismo tiempo que la complacencia visual, la calidad dramatúrgica.

jpkungfu2-articleLarge

Aún así no lo pensaría dos veces para volver a asistir a este espectáculo brillante que ofrece infinitas posibles lecturas por su enorme riqueza visual y por el talento extraordinario de sus creadores y la mayoría de sus intérpretes.

Trailer

YouTube Cole Horibe

THE MONUMENTS MEN… una lección de historia poco común.

(para poder compartir, imprimir o comentar sobre este artículo haz click en el título y al final del mismo encontrarás los botones apropiados)

The-Monuments-Men-1

George Clooney nos tiene ya acostumbrados a esperar siempre de sus películas algo bueno.

Bien sea como actor, productor o director, en las filmes del muy popular actor hay siempre un ingrediente común: inteligencia.

Aunque no hay hasta la fecha una producción en la que Clooney esté involucrado que pudiera clasificarse como una obra fundamental del cine norteamericano actual, se reconoce siempre en sus películas una gran cantidad de cualidades artísticas y técnicas propias de un profesional talentoso y pensante.

The-Monuments-Men-Movie-2014-ImagesThe Monuments Men tampoco será la primera cinta de Clooney que entre a la lista de  imprescindibles, al menos no como cine, pero quizá si como reflexión o difusión de un momento histórico fundamental de la historia reciente de la humanidad.george-clooney-on-set-the-monuments-men-07

La monstruosa eclosión del nazismo a cargo de su titular máximo, el infame Adolfo Hitler, tiene muchas aristas. Quizá la más dolorosa y   atendida por la cinematografía mundial fue el holocausto judio que para el fuhrer no era otra cosa que “la solución final”.

Concordando perfectamente con la noción de que fue ese el principal horror de la ideología nazi, es difícil apartar la atención de este sangriento hecho para pensar en algo que  pequeño grupo, de poco menos de 400  hombres y mujeres de 13 países, convirtió en una cruzada para salvar al arte clásico; entendido como patrimonio de la humanidad.

Es este el tema de The Monuments Men y esa la importancia del filme.

Hitler, quien irónicamente era un gran amante de las artes en general y, muy posiblemente motivado por su condición de artista frustrado, pretendió apoderarse de  las más importantes obras de arte de cuanta nación invadió y planeaba invadir.

Este saqueo artístico, sin precedentes por su forma brutal y descarada, estuvo a punto de dejar a las generaciones posteriores sin la posibilidad de contemplar y admirar importantísimas obras de arte de los más grandes maestros.

De manera amena y hasta divertida, Clooney nos lleva de la mano por estas páginas poco conocidas de la historia y nos hace conscientes de las intenciones de Hitler. Un fastuoso museo había ya sido ordenado construir para albergar estos tesoros y la instrucción de destruir cada una de las piezas había sido dada cuando el Tercer Reich se asumía derrotado.

maxresdefaultBasada en el Best Seller de Robert Edsel con el mismo título, el filme está protagonizado por un grupo de todos estrellas, encabezado por el director, con Matt Damon, Bill Murray, John Goodman, Jean Dujardin, Bob Balaban, Hugh Bonneville y Cate Blanchet.

Las actuaciones son una delicia y el ritmo extraordinario; así que dispóngase a tomar una pequeña y cuasi inédita lección de Historia del Arte mientras pasa un buen rato en el cine.

Y procure hacer la correlación entre opresión totalitaria y destrucción de la cultura que fue y será siempre un tema vibrante en el mundo. Hoy América Latina, particularmente Venezuela, es un buen ejemplo de ello.

monuments_mentrailer

página oficial que incluye recursos didácticos para maestros (THE MONUMENT MEN)

AUGUST: OSAGE COUNTY… un drama servido a la mesa dentro y fuera de la pantalla (en el NITEHAWK CINEMA)

(para poder compartir, imprimir o comentar sobre este artículo haz click en el título y al final del mismo encontrarás los botones apropiados)

gallery1¿Te imaginas ir al cine a ver un dramón enorme, lleno de personajes y situaciones oscuras, de revelaciones familiares que harían palidecer a Delia Fiallo, mientras te sirven tu trago y comida favorita?

Pues eso fue exactamente lo que hice hace un par de noches.

Decidí ir al cine, pero no a cualquier cine: fui al Nitehawk Cinema, un complejo cinematográfico de tres salas y un bar, equipado con butacas, pero también con mesitas tipo cabaret donde el espectador puede comer y beber a su antojo durante toda la proyección.

NITE HAWK CINEMA

Y ahora ¿cómo resolver  el dilema que plantea reseñar un filme y una sala de teatro al mismo tiempo, sin quitarle la importancia que tiene el filme que nos ocupa?

Bueno, salgamos primero del asunto de la sala.

En primer lugar debo advertir al potencial visitante de una sala como esta que, si es de esas personas que se irrita desconsoladamente cada vez que alguien en el teatro  hace ruido abriendo un chocolate o un caramelo, esta posibilidad no es para usted.

Unknown-3Unknown-1Unknown-2Desde que entras al Nitehawk Cinema puedes ordenar y disfrutar de cualquier bebida alcohólica, incluso mientras haces la cola para acceder a la sala que te corresponde o para comprar el ticket. Una vez sentado en tu asiento te explican que el manojo de papelitos cuadrados, y el lápiz que reposa junto a ellos, es para que anotes tu pedido haciendo la selección correspondiente de la carta que prolijamente se encuentra en un especial receptáculo. El menú es muy completo y ofrece desde aperitivos hasta platos principales. En cada sala puede ordenarse, además, alguna creación especial del chef inspirada por el título o el contenido de la película que en ella se proyecta. Igual ocurre con la coctelería.

Estando en el lugar  la primera sensación que tuve  fue de incomodidad, y unas enormes ganas de salir corriendo e irme a ver la película en una sala convencional casi me catapultaron al exterior. El olor a comida que provenía de las mesas de mis vecinos espectadores eran muy penetrante. Mi sala,por demás  la más pequeña de todas, concentraba una mezcla de aromas de alimentos muy distintos; y sentirme agobiado por tantos olores momentos antes del inicio de la proyección de un filme me resultó horrendo, por no decir nauseabundo.

NH5-exterior-e1358009161257Nunca, estando en el cine, había respirado más que el olor de las cotufas (palomitas de maíz), del chocolate, de las bebidas gaseosas. Este olor atorrante de fritangas, carne, pescado y sabe Dios qué más me hacia casi imposible respirar.

A esta altura del partido mis fieles lectores se preguntarán qué hacía yo allí. La respuesta es simple. No tenía la menor idea de dónde me había metido.

Había pasado varias veces por el frente del edificio que me había llamado mucho la atención. De hecho, era para mi todo un descubrimiento la existencia de estas salas que sólo exhiben cine de calidad y que incluso programan funciones de clásicos del cine, como una cinemateca cualquiera.AUGUST

Quería ver la película protagonizada por Meryl Streep y Julia Roberts y no tenía ánimos de ir muy lejos de casa y este cine es el más cercano. Así fue que llegué allí y ahora entenderán mejor por qué tanta sorpresa y tanto disgusto inicial.

Mientras decidía si me iba o me quedaba ocurrieron dos cosas que me relajaron y agradaron mucho.

La primera fue ver que el resto de la audiencia (que no había caído allí por ignorancia, como yo) disfrutaba mucho sus bebidas y comidas. Las caras de felicidad eran dignas de poster publicitario. El público, en general, lucía tranquilo, afable; algunos con aires intelectuales o artísticos, otros de una domesticidad cómoda y bonachona.

La segunda cosa que me atrapó fue el chico que se me acercó que, leyendo mi expresión de extraterrestre recién aterrizado, me preguntó en un tono tan gentil, alegre y cálido “¿es la primera vez que viene usted aquí? Le contesté lo obvio y me explicó el sistema.

Decidí quedarme y medité: en casa me encanta comer mientras veo una película. De hecho es lo que hago todas las noches de mi vida, excepto cuando salgo. Cocino, me sirvo una copa de vino y me pongo a ver un filme en DVD servido por internet en Amazon o Netflix.  Es así como me voy poniéndome al día con cuanta película se me ha ido pasando y es así que voy descubriendo otras cinematografías, otros directores, otros actores, etc.

Entonces me asaltó otra interrogante: ¿Pero qué sentido tiene salir de mi casa y pagar por algo que en mi propio apartamento hago todos los días? Bueno, me contesté. No todo el mundo disfruta cocinar como tú lo haces e incluso tú puedes venir aquí y hacer eso que te gusta tanto sin tener que ensuciar y lavar platos. Además, si se viene acompañado esto puede ser aún más divertido.

Pues bien, concluí, esto está muy bien. No sirve para mega-apuristas (subespecie en la que eventualmente me cuento) pero para los que buscan en el cine esparcimiento y nada más esta experiencia, de cuando en vez, puede ser rica y divertida.

Claro que cada vez que el mesero pasaba entre las filas de butacas y mesas cargado de botella, copas, cubiertos y platos, la pregunta “pero qué demonios hago aquí” se hacía recurrente. Finalmente me di por vencido, claudiqué y me relajé. Fue así que comencé a disfrutar la experiencia y logre sumergirme en el dramón que se proyectaba. Como consecuencia inmediata  la tragedia épica de AUGUST OSSAGE COUNTY se me hizo mucho más llevadera tras dos copas de rosé y una ración de deliciosos calamares fritos, acompañados de la mejor salsa para untar que he comido en mi cinéfila existencia. Deliciosamente picante por cierto; la salsa, digo.

gallery4Ahora tu turno Meryl:

La película me gustó mucho, ciertamente. Los diálogos son brillantes, llenos de una ironía ponzoñosamente inteligente. Tanto así que las cosas terribles que se dicen los personajes en este duelo multitudinario de egos encontrados y en conflicto, hacen gracia al espectador, afortunadamente ajeno aunque no impermeable a lo que ocurre en pantalla.

El guión, adaptado de su propia obra de teatro por Tracy Letts, reúne a un grupo familiar convocado un fin de semana para demoler, a fuerza de verdades dolorosas, la poca cohesión que alguna vez pudieron imaginar o desear sus miembros.

Traiciones, infidelidades, abandono, enfermedad e incesto, son los condimentos de esta bullabesa existencial servida con pasmosa crueldad.

gallery3El duelo entre Meryl Streep y Julia Roberts es fantástico. El enfrentamiento verbal y físico alimenta el morbo del espectador cuyas necesidades voyeurísticas se ven colmadas muy satisfactoriamente.

La música de Gustavo Santaolalla complementa lo descriptivo del paisaje que, sin arropar a la película, logra de algún modo  hacer más creíbles o comprensibles las situaciones extremas que se exponen con pasmosa parsimonia.

gallery6AUGUST OSSAGE COUNTY más que una película es una oportunidad de ver, desde afuera, lo lastimosos que podemos ser los seres humanos, con el valor agregado de poder sentir, seguramente en la mayoría de los casos, que nuestras familias son más coherentes, amorosas y perfectamente funcionales, en comparación a la que habita la pantalla.

gallery5

web de nitehawk cinema

trailer AUGUST…

La Gran Belleza… Fellini del Siglo XXI

(para poder compartir, imprimir o comentar sobre este artículo haz click en el título y al final del mismo encontrarás los botones apropiados)

07_Toni_Servillo_La_grande_bellezza_foto_di_Gianni_Fiorito_3.JPG

El vacío, la desilusión, la desesperanza y la soledad son sentimientos que a menudo acompañan, quizá desde siempre, pero particularmente hoy, a cualquier obra de arte válida, sólida y personal.

El creador se enfrenta a una temática amplia que comienza con la nada (en la oja de papel de quien escribe, dibuja o compone; en el espacio del que coreografía, interpreta o pone en escena; en la propia cotidianidad de todos los que buscan un sentido y una razón de ser) y que termina siempre con un producto artístico cuya razón personal de ser acaba en el momento justo de hacerse público.

Así de pesimista suena la propuesta que nos hace Paolo Sorrentino con su más reciente filme La Grande Bellezza (La Gran Belleza, The Great Beauty). Pero oh gran sorpresa: esta no es una película sombría sobre el pasado perdido y el futuro incierto. En verdad se trata de una bellísima y muy ácida mirada al pasado, presente y futuro de la vida de un personaje, que si bien no representa al ser humano universal, seguramente tocará y conmoverá a cualquiera que sea capaz de reconocer en el arte la única posible redención de la humanidad.

32_Toni_Servillo_foto_di_Gianni_Fiorito_05313.JPG

Esta pretenciosa introducción refleja muy bien el tono del filme que logra, a diferencia de mis palabras, retratar fina y elegantemente nuestra sociedad contemporánea, llena de elefantes blancos (jirafas en el caso de esta producción) de mitos, de pretensiones, cliches, preconcepciones y moralismos.

Paolo Sorrentino escribe (junto a Umberto Contarello) y dirige esta gran película con un talento visual que lo coloca  entre los más interesantes realizadores del cine italiano actual. Entre sus obras anteriores se encuentra Il Divo (no confundir con la cacofónica banda seudo operática de chicos lindos) una visión delirante de la vida del político italiano Giulio Andreotti que ya en 2008 dejaba en claro el enorme talento de Sorrentino para narrar visualmente.

Paolo Sorrentino cuya capacidad de narración visual lo convierte en uno de los más interesantes creadores cinematográficos italianos del momento.

Paolo Sorrentino cuya capacidad de narración visual lo convierte en uno de los más interesantes creadores cinematográficos italianos del momento.

Acompañada de una banda sonora perfecta, tanto en la selección de piezas provenientes de todos los géneros y estilos como en la bella música original compuesta por Lelle Marchitelli, la imágenes de La Grande Bellezza son monumentales como la arquitectura de Roma, una de sus principales protagonistas.

Desde su inicio el poder visual del filme sobrecoge al espectador. La composición de cada encuadre, los movimientos de cámara, la fotografía en general y el montage le dejarán boquiabierto. Pero no se trata sólo del paisaje urbano de la gran ciudad. A ello se le suma la constante aparición de escenas oníricas presentadas con tal naturalidad y resueltas con tal sencillez que tildarlas de surrealistas sería pecar de simplismo.

A diferencia de la imaginería felliniana (a la que evidentemente Sorrentino alude muy conscientemente) los personajes grotescos son aquí mucho más suaves y menos exagerados; no se requiere  de un simbolismo forzado, se cuenta ya con la cultura visual (popular) de la audiencia. Situaciones y personajes poco ordinarios son presentados con tal cohesión que terminan por ser aceptados como naturales y lógicos.

6.LGB 01150_Roberto Herlitzka_picture by Gianni Fiorito.JPG

Es así que Jep Gambardella, el personaje principalísimo de la fábula y autor de un único y muy exitoso libro (interpretado impecablemente por Toni Servillo, nos invita cómplicemente a acompañarlo en su viaje por los vicios de una sociedad, en un ejercicio de autocrítica que cuestiona todo cuanto hacemos.

Pero cuáles son esos cuestionamientos se preguntará lícitamente el lector. Pues bien, los mismos de siempre: la vigencia de los valores morales, la corrupción política, la validez de la iglesia y la religión, la hipocresía presente en todas y cada una de las relaciones humanas, la opulencia de los ricos, la mirada ambivalente de complicidad y criticismo de la clase media intelectual y un gran etcétera.

Lo particular y lo bueno de la visión de Sorrentino es el tono irreverente y cáustico de su protagonista: un anti-héroe moderno que al mismo tiempo disfruta y cuestiona las propuestas del arte contemporáneo, los sistemas religiosos, la pretensión de los intelectuales, el modelo de vida italiano y su política. El talentoso director Napolitano hace esto, además, de una manera divertida, entretenida, que impone la reflexión al espectador.

01_Toni_Servillo_La_grande_bellezza_foto_di_Gianni_Fiorito.JPG

Un alto jerarca de la iglesia que no para de dictar recetas de cocina cada vez que se le plantea una cuestión de fe, una intelectual de izquierdas cuyos méritos son el fruto de su relación con el fundador de su partido, un creador frustrado que cuando encuentra su verdadera vocación renuncia a ella por una decepción amorosa, la hija del dueño de un burdel que por decisión propia trabaja en el local del padre como desnudista, la modesta ama de llaves que atiende al protagonista y le procura alivio, amuletos y consejos; pertenecen todos a  una fauna que plantea una remembranza de temas y situaciones que definen al hombre social actual.

El eje axiomático de la narración es la belleza, la búsqueda de la belleza. Jep quiere encontrar o redescubrir la belleza del ser humano. La belleza de la vida. La tarea le resulta difícil. Sólo ve defectos en él mismo y en los demás. Ha perdido la inspiración. Se gana la vida haciendo entrevistas en las que no para de desmontar mitos y mentiras del circo social.

11_Galatea_Ranzi_Toni_Servillo_foto_di_Gianni_Fiorito_00849.JPG

Caminando por las calles de Roma, ofreciendo y asistiendo a fiestas cada noche, entregado al placer de la bebida y el disfrute del sexo ocasional, este hombre cuya celebración de su 65 aniversario abre el filme, no le encuentra sentido a nada; pero aun así la pasa bien y se divierte hasta que, finalmente, termina por descubrir que la búsqueda de la belleza es suficiente inspiración para seguir adelante, incluso para volver a escribir.

En su pasado, el primer amor será siempre un recuerdo vital y la fuente de la nostalgia, un sentimiento tan criticado y aborrecido por el mundo académico e intelectual al que Jep no le encuentra nada de malo, al contrario, el mal de este siglo es para él su nueva musa.

5.LGB 03533_picture by Gianni Fiorito.JPG

Trailer